Voto Electrónico

El voto electrónico hoy en día es un factor común en varios lugares del mundo, donde se debate si es bueno o malo para el nuevo formato de votación democrático. Tiene tantas ventajas como desventajas. En Argentina por ejemplo esta ya funcionando en Salta. La EMPRESA que realizo el sistema se llama Magic Software Argentina. Existe un proyecto donde quieren implementarlo a nivel nacional, de ser así se necesitarían 95.000 máquinas.

El sistema de votación tiene que tener por obligación 3 valores constitucionales que en el sistema de voto actual (papel) que lo fueron perfeccionando hasta la fecha, estos son: auditabilidad, resistencia al fraude y secreto al voto. Ahora bien, este modelo de voto se quiere reemplazar por uno electrónico, donde las principales características no son las nombradas anteriormente sino que es: FACIL, MODEVoto-Electronico-1RNO Y RAPIDO. Esto se está discutiendo mucho porque no se sabe si va a cumplir con los valores que dicta la ley Sáenz Peña. El pasado 4 de agosto de 2016 se realizó un plenario de comisión en la cámara de diputados de la nación, donde concurrieron muchos especialistas técnicos para opinar sobre el voto electrónico. El %100 de los técnicos estuvo
en contra del nuevo sistema de votación. Esto deja claro que por ahora no es muy confiable ni seguro, siempre mirándolo desde una visión profesional-técnica. Por ejemplo el técnico Javier Spaldone, programador y especialista en seguridad informática dio un ejemplo sobre el fraude que se puede generar solo desde una aplicación desde su Smartphone, incluso sin quitar el dispositivo desde su bolsillo, aquí les dejo el link donde se comprueba lo dicho anteriormente https://www.youtube.com/watch?v=XA3JZ2HWQuA. Smaldone pudo hacer este tipo de pruebas, gracias a que el estado le otorga una autorización para poder analizar el sistema de votación, de lo contrario la persona que detecte una falla en el sistema y no tenga dicho permiso puede llegar a ir preso, entre 2 o 6 años, por no estar autorizado. Esto ocurrió, con Joaquín sorianelo, quien detecto una falla de la transmisión de datos, al hacer público dicha falla la empresa lo denunció penalmente y termino preso. Tiempo después fue sobreexcedido por la justicia, donde el estado reconoció que el sistema tenía fallas.

Mi opinión personal, mirándolo siempre del lado técnico y no como un votante más, que sería totalmente distinta, es que todavía estamos en una época tecnológica donde no podemos confiar en un software para esta información tan delicada, como la que es elegir un nuevo presidente y otro tipo de candidatos, menos si hablamos de que el manejo de todos los datos lo tendría una “EMPRESA PRIVADA”. Muchos votantes lo ven como un modo de votación moderno, fácil y rápido pero no saben todos los conflictos que pueden llegar a ocasionar el día de mañana si esta base de datos fuera manipulada por cualquier persona. Como ya deben saber en muchos países se trató de implementar y fueron dados de bajas después de un tiempo. Teniendo en cuanta todo esta información, estoy convencido de que hasta que la seguridad informática no mejore y este comprobado completamente que es un sistema invulnerable, seguiré confiando más en el sistema de votación tradicional que es la boleta única.